Jóvenes y Obispos siguen las huellas de Pedro

Stella DevilleNoticias

El pasado jueves 25 de octubre, los Padres Sinodales junto con los Auditores y los jóvenes de las parroquias romanas, realizaron una peregrinación de 6 km hasta la tumba de San Pedro a lo largo de la Vía Francigena – Vía que toma el nombre del recorrido que inicia en el pórtico sur de la Catedral de Canterbury, Inglaterra, que pasando por Francia y Suiza llega a la Basílica de San Pedro en Roma y prosigue hasta Jerusalén – un recorrido que ya en el siglo IX, era usado por los mercaderes para transportar mercancías y especies en toda Europa.

Profesión de fe ante la tumba del Apóstol

El itinerario, organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, se extendió desde el Parque Monte Mario de Roma hasta la Basílica Vaticana y concluyó con una celebración Eucarística en la tumba de San Pedro en presencia del Papa Francisco, presidida por el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos. En la peregrinación, dijo Mons. Rino Fisichella, Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, participaron unas 300 personas: 192 Padres sinodales, entre ellos 101 Obispos y 9 Cardenales; 82 jóvenes Auditores y expertos laicos y 100 jóvenes de la diócesis de Roma.

Por: Vaticans News